viernes, 2 de diciembre de 2011



Fuiste la luz de mi vida y mi musa preferida pero todo se acabo, fuiste mi cruz de rosario, mi suerte en el calendario, la mañana en mi colchón.
Fuiste un tango duro y puro escrito en papel oscuro que no quiero ni cantar, una guitarra sin cuerdas, un collar falso de perlas que nunca vieron el mar.
Fuiste un jardín de malvones, un vinilo sin rayones, un hombre de verdad, que duro quince minutos y ahora me dejas el luto de no querer verte mas...
Fuiste todo pero fuiste, yo no se si me entendiste que te estoy diciendo adiós.
Fuiste la luz de mi vida...

Aquí delante de todos te estoy diciendo a mi modo: buena suerte, chau adiós!