miércoles, 19 de agosto de 2009

Geminianos


En la gran ciudad hay millones de personas que viven, trabajan y buscan la felicidad. Hay menos matrimonios y gran parte de esto fracasa en los primero cinco años. Hay menos parejas y más personas viviendo solas.
Sin embargo las encuestas coinciden: el máximo anhelo de la mayoría es encontrar el amor.
¿Por qué entonces si lo que más desea una chica es ser amada a veces logra todo lo contrario?
¿Es posible que lo que impide encontrar el amor sea justamente nuestra búsqueda desesperada?
¿Será posible que al estar tan ocupados en buscar perdimos la capacidad de encontrar?
¿Será que buscamos algo que no existe? ¿Será que vivimos el amor bajo la premisa histérica de deseo tanto y no soy deseado?

3 comentarios:

Primavera con vos.- dijo...

Siempre todo llega, claro, a su tiempo. No hay que perder las esperanzas...

Gracias por comentar, me alegro que te haya gustado lo que escribí. Un besote

Meli + dijo...

Creo que en la vida uno tiene que dejar fluir las cosas.Ya vendra el amor,el mejor...y si no viene,disfrutemos de la vida igual!:).
El destino lo maneja la suerte tambien.Quizas algunos no nacimos para sentir el amor...quien sabee

Noemí dijo...

que lindo blogsiño! (L) besote my love